Polémica por una preinscripción marcada por la ventaja para los hijos o hermanos de exalumnos

El IES Pau Claris de Barcelona, con el cartel que informa de la preinscripción. Arnau Bach

Un total de 140.000 alumnos de educación infantil, primaria y secundaria están llamados a la preinscripción escolar que —por primera vez— incorporará un nuevo criterio que da ventaja a los estudiantes cuyos padres o hermanos sean exalumnos de la escuela. Así, a partir de este curso, la Conselleria d’Ensenyament premia con cinco puntos extra, en caso de empate con otros aspirantes, a los niños que tengan padres o hermanos que hayan estudiado en el colegio elegido.

Esta novedad ya ha recibido críticas por parte del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, y de diversas asociaciones de madres y padres que consideran que la medida fomenta las desigualdades sociales. De hecho, la Federación de Padres de Alumnos de Catalunya (Fapac) ha presentado un recurso de alzada contra esta normativa, al considerar que discrimina a unas familias frente a otras y que aumenta la fractura social, especialmente en la admisión de inmigrantes en los colegios. Por el contrario, la conselleria de Irene Rigau defiende que la medida busca implicar a las familias en la elección del colegio de sus hijos.

Leer la noticia completa en www.elperiodico.com

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.